sábado, 27 de octubre de 2007

Controlar la "libertad de expresión" en un país "democrático" como Italia


El sujeto llamado "Ricardo Franco Levi" que es mano derecha del primer ministro italiano Romano Prodi ha propuesto una ley que pretende controlar todo lo que se publica en internet, ya sean webs o blogs.

Entre las características de la propuesta se cita que los responsables de una web o de un blog tendrán que someterse, entre otras, a estas condiciones:
  • Deberán registrarse como empresas editoriales.
  • Un periodista colegiado deberá asumir el papel de director responsable de todo lo que se publique.
  • Los contenidos difamatorios se pagarán con multas e incluso penas de cárcel según el caso.
  • Estarán obligados a pagar impuestos, independientemente de que el blog tenga o no ánimo de lucro.
Las acciones enunciadas podrían suponer el cierre del 99% de los blogs italianos, ya que los que no se atengan a las citadas "leyes" podrían incurrir en riesgo de acabar en la cárcel.

Estas medidas representan una clara maniobra de control de la opinión, con la consiguiente represesión de la libertad de expresión y su burocratización. A su vez, tener un medio más de obtención de fondos para seguir con sus actividades "democráticas". La función de todo gobierno debería ser siempre asegurar que se pueda producir la libertad de expresión, y puesto que reprensentan a toda la sociedad, no debería ser un derecho remunerado, y que el no disponer de recursos monetarios no signifique no tener posibilidad de expresión. Si el problema es crear difamaciones por parte de organizaciones o intereses ocultos que se descubran y se persigan, en eso se basa la justicia, en descubrir actividades ilícitas y denunciarlas, no en prohibiciones generalizadas saltandose la presunción de inocencia. Pero un ciudadano cualquiera debería de poder expresarse y que cualquiera tuviera derecho a réplica. Aunque en Italia se opta por la peor de las soluciones, que es prohibir la expresion que no sea controlada, colegiada, y previa remuneración.

Lo que sería un ejemplo de actuación es que anunciaran todos los blogueros, responsables de webs y ciudadanos libres aludidos por coartar la libertad de expresión en Italia al unísono es que no votarán nunca más ninguno de ellos al partido de este individuo. Todo lo acontecido es un magnífico ejemplo de lo la inexistencia real de una "democracia". ¿Porqué? Muy sencillo, se eligen a unos "representantes" que hacen lo que les viene en gana ratificado por un consejo de ministros que evidentemente van al unísono, y un parlamento, que dudosamente echará atrás la propuesta ya que están ligados muchos de ellos con los partidos políticos que respaldan dichas propuestas. Eso sí, es una democracia porque se vota cada X años a los siguientes personajes que harán lo que les venga en gana.

La democracia es el poder del pueblo, y ¿donde está el pueblo de Italia en todo eso?. ¿De veras creen que esos políticos les representan?. ¿No resultaba ser la libertad de expresión un derecho básico en la Unión Europea?. ¿La democracia no se basa en ejercer la voluntad del pueblo, en un consenso, en una mayoría?. Ahora resulta que en Italia, los políticos del gobierno no solo no escuchan lo que quiere la gente de la sociedad, o saber lo que opina, proporcionando los medios necesarios para llevar efectivamente la voluntad popular a las medidas gubernamentales, que eso sería hacer su trabajo que para eso les pagan, sino que pretenden que los ciudadanos deberán pagar por expresar lo que quieren o piensan y estar controlados e identificados en todo momento. ¿Y qué hace la sociedad italiana? Nada, pensar que la política es cosa de otros, y que su papel solo consiste en poner una papeleta en la urna para ver quien va a ser el próximo amo del calabozo. Que ilusa puede ser la sociedad "democrática". Enhorabuena a los gobiernos degenerados mal llamado "democráticos" que son más omnipresentes de lo que se cree la sociedad.

Secciones del Blog