viernes, 4 de enero de 2008

El sentido de la navidad

Las navidades, esas fechas tan especiales en los corazones de los ciudadanos del mundo occidental de creencia mayoritaria cristiana. Es la festividad del nacimiento de Jesucristo, lo cual es un factor importante dentro del cristianismo. Sin embargo, las fiestas navideñas son cada vez más un pálido reflejo de su significado original. Su sentido religioso ha pasado a un segundo plano frente al consumismo, exceso, y días de festejos. Cada vez más personas sienten que el consumismo es cada vez más evidente en estas fechas, como indica una reciente encuesta en el periódico El País que pregunta:

¿Consideras que la navidad sigue siendo una fiesta eminentemente religiosa?

Con una respuesta del 73% indicando "No, hoy solo es sinónimo de consumismo y fiesta", lo cual me lleva a preguntarme ¿Porqué entonces se sigue viendo estas fechas como especiales?, si han perdido mayoritariamente el sentido religioso, ¿Porqué no desear armonía, felicidad y suerte en cualquier fecha del año?, ¿Acaso solamente hay que ser feliz o divertirse a finales de Diciembre o principios de Enero?.

Resultados de encuesta del sentido de la navidad

En definitiva, las navidades han perdido mayoritariamente el sentido religioso, pero ha sido sustituído por un culto a lo material como el consumismo. En la televisión se muestra la navidad como unas fechas típicas en las que se produce un gasto excesivo en menús prohibitivos, que en numerosos casos no son saludables, se felicitan las navidades y el año nuevo como quien dice "Buenos días" en un acto casi subconsciente, cuando por lógica natural, si no crees en el sentido religioso de dichas fiestas, la navidad es un dia cualquiera, y el año nuevo es la continuación del año anterior, al que muchos se desean lo mejor y suerte, no sin antes haber cumplido el ritual mágico de las 12 uvas al son de las campanadas que proporciona suerte, y que ha sido realizado incluso por aquellos que a pesar de todas las felicitaciones y la suerte de las uvas encontraron la desgracia en accidentes de tráfico en los días siguientes o en otras circunstancias como enfermedades.


¿Qué tiene de especial el año nuevo? En realidad, todos los días son año nuevo, porque hace exáctamente un año respecto ese mismo día del año anterior. O en términos astronómicos, todos los días es una vuelta completa al sol desde el punto en el que esté ese día. Simplemente es una convención, es una costumbre, mezclada con superstición. Solamente tenemos que dar gracias a que al que en la época en la que se produjo excedente de uvas e inventaron la costumbre de comer una uva con cada campanada de fin de año no hubiera habido excedente de huevos duros, lo que hubiera sido un poco más difícil de atraer la suerte de año nuevo.

Mientras los ciudadanos comunes celebran las campanadas de año nuevo, otros instauran subidas en los precios básicos de la vida, sin ir más lejos este año 2008:
  • Sube un 3,3% la electricidad
  • Sube un 4,9% el gas natural en el tramo doméstico
  • Sube un 5,3% la bombona de butano
  • Sube un 2,9% los servicios de correos
  • Sube un 2% la cuota de abono y un 2'7% la cuota de mantenimiento de Telefónica
  • Sube un 2'7% el precio de las tarifas telefónicas, conexión a internet
  • Sube un 2,53% los peajes de autopistas
  • Sube un 3% las tasas de aeropuertos
  • Sube un 3% los billetes de avión
  • Sube un 10% de promedio el impuesto de matriculación según la emisión de CO2
  • Sube un 4% el transporte urbano
  • Sube un 4% el precio de Renfe en cercanías, regionales y larga distancia

Por no decir la fiesta de los reyes magos, la cual en caso de perder el sentido religioso las fiestas navideñas no tendría mucho sentido, que a su vez están entrando en competencia con papá noel, que si bien tiene menos tradición que los reyes magos, sirven igual al propósito de canalizar el amor mediante productos manufacturados, los cuales, a más caros sean, más amor te profesan. Y más agradecidas te estarán las empresas. Principalmente, la ilusión es de los más pequeños, que esperan ansiosos sus juguetes, pero, ¿y los mayores? ¿Tienen que tener un regalo solamente porque es navidad o porque es la festividad de los reyes magos?. El hecho de que lo tengas que hacer por ser la fecha festiva le quita importancia a que sea porque se acuerdan de ti y les hace ilusión que disfrutes de algo concreto. Es como el regalo de San Valentín para los enamorados, que acaban haciendo regalos porque es San Valentín, pero un momento, si eso es el 14 de Febrero, y el 6 de Enero es hace poco tiempo cuando también se "debía" mostrar el afecto por tus seres queridos, ¿No es esto un poco absurdo y repetitivo?. ¿Siempre debe ser mostrado el afecto con regalos materiales y costosos?. Si en esas fechas alguien no quiere regalar nada porque cree que no es necesario expresarlo así, se le considera raro o contrario a las festividades. Cuando realmente debe expresarse algo si de verdad se siente, sea cuando sea, no porque lo digan otros o un calendario. Estas fechas están plagadas de aprovechados que incrementan los precios notablemente para conseguir amplios beneficios, siempre a costa de los incautos que a pesar de ver mayoritariamente que han perdido el sentido religioso que fueron por las que se crearon, se mantienen esclavos de sus costumbres.

Secciones del Blog