jueves, 25 de diciembre de 2008

República Democrática del Congo frente a una Navidad materialista occidental

Fotografía: Andrew McConnell

En muchas ocasiones una imagen vale más que mil palabras, y en este caso, se hace notorio que es así. A pesar de que la Navidad se ha convertido en unas fiestas huecas y sin sentido con más culto a lo material, despilfarro y consumo que a un sentido original, se siguen teniendo como motivo para pensar que la felicidad y el buen futuro estará presente en las vidas de aquellos que brindan de manera absurda siguiendo tradiciones en favor de una suerte egoísta. Algunos tienen que beber una copa de champagne con algo de oro en su interior, otros con alguna prenda roja para recibir el año e incluso otros con comilonas indigestas.

En cambio, en la República Democrática del Congo, como se puede ver en la fotografía, la suerte no viene determinado por tradiciones y ritos tan absurdos que lo mismo podría valer dar tres saltos a la pata coja con una benda rosa en los ojos. Ellos viven en regiones asoladas por guerras civiles destinadas a controlar las riquezas naturales y que tiranos se enriquezcan de vender dichos recursos al consumismo descontrolado occidental. El Congo posee más del 50% de los bosques tropicales de África, también posee grandes reservas de caucho, oro, cafetales, zinc, cobre, cobalto, petróleo, diamantes y gas natural entre otros. Los conflictos armados internos eran una sucesión de ver quién se quedaba con el pastel, mientras los gobiernos "morales" occidentales apoyaban a uno u otro dictador según sus intereses, con el resultado de más de 4.000.000 de muertos a lo largo de todas las guerras civiles.

Pregúntate, ¿Qué es lo que has hecho de especial para disfrutar de las comodidades que posees y no estar muriéndote de asco viviendo en campamentos de refugiados del Congo que parecen vertederos?. Simplemente nada, solamente haber nacido donde has nacido.

Y pregúntate también, ¿De verdad crees que un Dios todopoderoso se preocupa que tengas dinero, lujo, buen trabajo y amor cuando 4.000.000 de africanos fueron masacrados por el mero hecho de haber nacido en el Congo?.

2 comentarios:

Alcíone dijo...

Hola.

Me gustaría indicar que el origen de lo que nos ha llegado como Navidad se puede encontrar en las saturnales romanas. Éstas eran unas fiestas en honor al dios Saturno. Eran días de banquetes, los esclavos eran liberados de sus obligaciones y se hacían regalos entre amigos y familiares. Fiesta pagana que coincidía con las fechas en las que hoy se celebra la navidad (qué coincidencia, no?).

Dices que tenemos una navidad materialista. Es cierto, pero ese es el origen de la fiesta: disfrutar y hacer regalos. Más materialistas y consumistas son las diversas fiestas que han ido proliferando como el día de la madre/padre, el día del libro, etc. Esas sí que tienen su origen en nuestra sociedad de consumo.

En cuanto a tus preguntas finales, te voy a "soltar" una frase de Montesquieu: "... si yo supiese algo útil para Europa y perjudicial para el género humano, lo consideraría como un crimen, porque soy necesariamente hombre mientras que no soy francés más que por casualidad".

Siento haberme enrollado tanto, pero ha sido un placer...

JBoris dijo...

Gracias por tu aportación de la frase de Montesquieu, siempre se está aprendiendo de las aportaciones de los lectores del blog.

:)

Saludos

Secciones del Blog