viernes, 10 de septiembre de 2010

Sentenciado a 1 año y 3 meses de cárcel por morder a una dependienta al tratar de robar unos chorizos


Como primer ejemplo de una justicia absurda, tenemos el hecho presentado en el diario "La Opinión de A Coruña" en el que se describe que un hombre entra en un supermercado, y al tratar de apoderarse de unos chorizos y ser descubierto por la dependienta del supermercado, este hombre mordió a la dependienta en un brazo para poder escapar. 

El juez indica que el acusado cometió el delito de robo con violencia, y una multa total de 420 euros por falta de lesiones y falta de intento de hurto. En total, le imponen 1 año y 3 meses de cárcel, y 420 euros de multa. ¿Cúanto deberían imponer de sanción los jueces a delitos de apropiación indebida que no sean violentos? Veremos en otras entradas las equivalencias absurdas de este tipo de sentencias, y el escaso sentido en la aplicación de la mal llamada Justicia, que más que Justicia, debería llamarse "Represión", o "Castigo".

Secciones del Blog