viernes, 4 de febrero de 2011

El viaje del papa al Reino Unido fue financiado con fondos de ayuda a países pobres

En el Reino Unido se está desatando una tormenta de indignación al producirse como resultado de una auditoría el descubrimiento del desvío de 2,2 millones de euros procedentes del Ministerio de Desarrollo Internacional para ayuda al desarrollo, para pagar los gastos de la visita del Papa Benedicto XVI a los británicos.

A pesar de que la Iglesia católica sufrago otra parte del gasto, el dinero desviado representaba una quinta parte del gasto total. 

¿Cómo se puede justificar el desvío de recursos monetarios para el desarrollo de países pobres para que se paguen los gastos de la visita del pontífice católico?. Según el gobierno británico, la razón es clara, y es porque la iglesia católica se dedica a ayudar a países en desarrollo.

Hace falta tener pocos escrúpulos para justificar algo así. Los viajes de un representante religioso debe sufragarlos el que realiza el viaje, y no cargarle el coste a los ciudadanos de ningún país, y menos aún sería moralmente aceptable desviar fondos de la ayuda a los países en desarrollo con fines mucho menos nobles. ¿O acaso es comparable una visita a un país desarrollado, con la utilización de esos recursos económicos para ayudar a los pobres?.

Una razón más que muestra que estas entidades, insitituciones o figuras, no son realmente "cristianas". Cristo nunca habría aceptado un trato privilegiado perjudicando a los más débiles. Todos los viajes que se realizan son evidentemente para fines "interesados", pero en absoluto son fines "cristianos". 

Fuente: RTVE

Secciones del Blog