jueves, 3 de febrero de 2011

Multa de 1.500 euros a una pensionista por vender muñecas en la playa sin licencia

Una mujer pensionista de Valencia fue multada con 1.500 euros por vender muñecas de manera reiterada a pesar de haber solicitado la correspondiente autorización y no haber obtenido respuesta. 

Gracias a sus conocimientos de costura, elaboraba unas muñecas que vendía a 5 euros para obtener recursos económicos extra con los que afrontar mejor la situación de crisis económica actual. 

Con este panorama, el cuerpo policial que supuestamente vela por la seguridad y el cumplimiento de la ley no dudó en que a pesar de que había solicitado el pertinente permiso, consideró la venta de las muñecas como una "falta grave", por lo que impuso la sanción de 1.500 euros, que a razón de los retrasos subió a 1.989,53 euros, motivo por el que embargaron su cuenta corriente dejándola sin ningún recurso económico.

Ahora bien, ¿Cómo puede una sociedad llamarse "civilizada" o "desarrollada" cuando se trata con esa violencia y crueldad a los más débiles?. Evidentemente, en una sociedad cada vez más individualizada en la que lo que importa es uno mismo y no el conjunto, deja atrás los principios, para dedicarse a la extorsión directa e indirecta. Una extorsión por acción y por omisión.

¿Dónde están los cuerpos policiales para evitar todos los delitos de corrupción que son multimillonarios en cuantía?. ¿Tal vez no tienen tiempo porque están multando jubiladas que obtienen ingresos para sobrevivir, o los que venden botes de refresco para poder comer ese día?. ¿Y qué decir de una justicia que parece que no solo sea ciega sino sorda e interesadamente olvidadiza según los intereses?. Hay casos que tardan años y años en intentar ser juzgados, incluso prescriben (hasta casos sonados de la política valenciana) pero aquí han tardado bien poco en embargar la cuenta a una jubilada, también valenciana. 

Tanto la policía como la justicia y los políticos pueden quedarse a gusto, seguro que ahora con el embargo a una jubilada de su cuenta corriente por vender muñecas en la playa cuando la autorización está pedida, estaremos en un mundo claramente mejor, más justo, más seguro, más equitativo. ¿Verdad?.

Un brindis a la crueldad innecesaria y la injusticia.

Fuente: Levante-Emv

1 comentario:

TAUROS FOTO A FOTO dijo...

Sociedad o cambia la o por la u y veras donde vivimos en el fondo.
Solo hacen lo que quieren los poderosos los demas somos un cero a la izquierda.
Es una pena pero es asi.
Un saludo.
Juan.

Secciones del Blog