martes, 12 de octubre de 2010

El 70% de los franceses apoya la huelga indefinida contra Sarkozy por las pensiones

"Entre el 65 y el 70 por ciento de los franceses dicen “apoyar” una huelga “ilimitada” contra la gran reforma del sistema nacional de pensiones, que entra en la recta final con la prueba de fuerza definitiva para los sindicatos y para el gobierno de Nicolas Sarkozy."

En Francia existe una resistencia mucho más marcada que en España a la reforma de algo fundamental como las pensiones. Los elementos centrales que defiende Nicolás Sarkozy en contra de la ciudadanía francesa consiste en:

- Ampliación de la edad de jubilación entre los 62 y 67 años.
- Cotización de entre 41 y 42 años.

Las pensiones representan un caballo de batalla, uno de los últimos reductos que ir deteriorando en favor de los intereses privados. ¿Cómo favorecer el interés privado en algo básico como las pensiones sin destruirlas descaradamente? Dificultando el poder alcanzar la edad de jubilación y disminuir la cantidad a percibir mensualmente. Así se consigue que en lugar de fomentar la cooperación entre todos para un bienestar común, se prioriza el bienestar particular con "pensiones complementarias privadas", por si no se consigue alcanzar las condiciones impuestas.

Los ciudadanos franceses lo tienen mucho más claro que los españoles, que protestan bien poco o con sindicatos que promueven huelgas generales a meses vista, después de veranear, y cuyos resultados no son nada claros. Francia lo tiene claro, luchará incluso hasta llegar a una huelga indefinida. Son palabras mayores, pero si entre el 65% y el 70% de los franceses lo apoyan, es una iniciativa seria. Tan seria puede ser, que tal vez por esa misma razón el ejército Francés está preparando 10.000 soldados para controlar posibles revueltas internas. Es una cuestión de intereses, los ciudadanos franceses luchan por su futuro bienestar y subsistencia, pero ¿Por quienes lucha el gobierno francés?

Fuente:
ABC

Secciones del Blog